INNOVACIÓN EN MARKETING DEDATOS

La fuerza de las colaboraciones empresariales

11/05/21 / por  Isabelle Lesage

Como dice Akio Morita, empresario japonés (cofundador de Sony) “ninguna empresa es una isla. En un mercado independiente, cada compañía tiene que pensar en términos de trabajar con otras si quiere competir en el mercado global”.

Las alianzas están sumando cada vez más importancia en los negocios o bien para fortalecer la empresa o bien para crear nuevas oportunidades de negocio. Nuestro crecimiento surge de nuestra “amistad” con otros actores que son especialistas en determinadas áreas.

Construyendo amistades

¿Que es una alianza estratégica? Es un acuerdo o unión entre 2 o varias empresas que al unirse y compartir recursos consiguen un grado de interrelación para realizar ciertas actividades con el fin de alcanzar un objetivo particular y común y así obtener  beneficios similares. 

En definitiva, un plan de acción o estrategia para un “win-win” que permite alcanzar una ventaja competitiva y compartir recursos y riesgos. La necesidad de uno es generalmente la oportunidad del otro.

Las 3 claves 

Existen muchas formas de alianzas estratégicas aunque en todas ellas existen 3 claves fundamentales para formalizar dicha unión:

Estrategia:

Antes de nada, identifica el aliado correcto para conseguir los resultados que esperas. Averigua e identifica sus fortalezas y debilidades y comparte las tuyas. Y ahora establece un plan para que ambos puedan ganar y todo el equilibrio deseado. Evitar en todo momento que el otro pueda preguntar ¿Quién puso más? ¿Quién gana más?

En este camino muchas posibles alianzas no prosperan porque encontramos incompatibilidades, objetivos diferentes que no permitiría un “win-win”.  

Reciprocidad y confianza:

Es un aspecto clave, cada parte debe trasladar la situación de su empresa, entender las necesidades de cada uno y las expectativas de cada uno. Cada negocio tiene necesidades diferentes.  Las partes implicadas exponen sus motivos e intereses para construir la alianza desde la sinceridad, la reciprocidad y la transparencia.

Honestidad y compromiso:

Si tu meta es mantener una alianza duradera en el tiempo,  la honestidad es clave. Comparte tus objetivos, ventajas y desventajas de tu mercado, escucha lo mismo de tu posible aliado.Y sobre todo, procura no prometer lo que no vas a poder cumplir. Mantenerse fiel a la alianza es la clave del éxito.

Las Alianzas operativas y corporativas 

Las alianzas corporativas se alcanzan con una orientación hacia los valores de la empresa. El aliado elegido refuerza nuestros valores. Los objetivos son principalmente la generación de valor añadido y el refuerzo corporativo de la marca o empresa.

Ahora veamos un poco más detallado  las alianzas operativas, que se alcanzan con una orientación hacia el negocio y el crecimiento. Citamos  algunos ejemplos más usuales aunque existe todo un abanico de posibilidades: 

  • Co-branding: los aliados se unen para conseguir beneficios mutuos, desarrollando algún producto/incentivo o estrategias de fidelización y/o retención.
  • Alianza de promoción: dos actores se unen para promocionar sus productos.
  • Acuerdos permanentes, a largo plazo: los aliados establecen una alianza de forma permanente en toda la cadena de valor o en una parte de ella.
  • Acuerdos temporales:  los aliados pactan llevar a cabo conjuntamente un determinado proyecto durante un tiempo determinado.
  • Joint Venture, los aliados crean conjuntamente una comunidad de intereses y pueden o no darle forma jurídica.

 

Desde ADLPerformance, como expertos en Alianzas corporativas, marketing de fidelización y retención diseñamos soluciones ad-hoc innovando en campañas promocionales, programas de puntos o gamificación, para que construyas relaciones duraderas y sostenibles con tus clientes, incrementando así el índice de satisfacción y el engagement.

Si quieres obtener más información sobre nuestros servicios, ya puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico contacto@adlperformance.es ¡Te atenderemos encantados!